domingo, 1 de diciembre de 2013

A ambos lados del puente. Un vistazo a Market Garden.

Mientras avanzamos en nuestra pequeña campaña, aquí van algunas imágenes (valen más que mil palabras, dicen) del último juego al que le estamos dando en nuestro ágora wargamera situada a orillas del Lerez.

Es el It Never Snows, sobre la operación Market Garden como sabeis. De nuevo uno de nuestros sistemas favoritos, el SCS, esta vez a una escala más pequeña pero igualmente divertido.
En concreto, se trata de uno de los escenarios que venían en la revista Special Ops. Exactamente el 5.11, Screaming Eagles (pag. 29) centrado en la división 101 y el desesperado arranque de la Guardia hacia Nimega.
Estos añadidos lo hacen mucho más asumible y fácil de sacar a mesa pues ya no requiere tanto espacio para desplegarse (además de que no tratas con tantas fichas). Y, hasta ahora, parecen bien testeados.

Disposición inicial de las tropas paracaidistas americanas, ya con algunas pérdidas, caidas sobre terreno pantanoso (no había un sitio mejor? Con esas zonas de lanzamiento no me extraña que la cosa fuera mal desde el principio!)

Convoy alemán en dirección a Eindhoven, algunos utilizando el movimiento especial por carretera.

Ese tipo de desplazamiento viene a equivaler al llamado "movimiento estratégico" en otros juegos, aunque en ese caso normalmente se producía casi al final de las fases. Aquí sin embargo se da al principio del turno. Resulta importante dominarlo y tener claras sus restricciones para poder sacarle partido.

Fuerzas alemanas forzando la entrada desde el oeste, en su intento de cortar la carretera del XXX Cuerpo y haciendo alguna pupa en efectivos paracaidistas, que poco a poco van conformando un frente lineal.


Lucha encarnizada por el control de las carreteras, fundamentales en el juego. Cerca de Eindhoven.
La Guardia hace su aparición, comienzan a abundar los "overrun".


Un poco después, más al norte, la Guardia ya dominan algunos puentes. El enlace con los paracas simplifica la cuestión de los suministros.


Los alemanes con lo poco que tenemos, presionando en la zona central del escenario. Hay que hacerse con algún cruce importante, en este momento de la partida (turno 5), ocupados por el enemigo.

Me gusta el sistema y me gusta el juego:

El sistema, el venerable y archiconocido Standar Combat Series (SCS) de Multi-Man, como muy bien apuntó Pavlo en la partida de este jueves, está hecho de forma que te deja tiempo para pensar, para calcular tu posición, la del contrario y a varios movimientos vista.Y no tienes que pasar media partida leyendo reglas, excepciones y reconsiderando mil y un factores. Lo que lo hace muy, muy divertido.

Y también me gusta el juego por varios motivos: Primero decir que se narra un escenario épico: la operación Market Garden, la mayor operación aerotransportada de la guerra y un fracaso para los aliados, en un momento de la contienda en el que Alemania estaba abocada ya al fracaso. Así que se junta la fuerza bruta aliada en un escenario muy difícil con el dominio de la situación de unas fuerzas alemanas en decadencia. De esta manera supone un reto para ambos bandos.

Vista general del fin de la primera sesión. Los aliados controlan todas las carreteras pero las fuerzas alemanas acechan desde varios flancos a fin de cortar los suministros.

Y ahora, algunos despachos del bando aliado... En tiempo real, señores! Al habla, en directo desde el mismo frente, el oficial al mando de las agotadas tropas de la 101.


Como podeis observar en esta otra imagen general, el terreno donde se desarrolla la acción está configurado a partir de tres medios mapas, lo que le da una curiosa apariencia de "T". También parece evidente que es un sector demasiado grande para poder cubrirlo sólo con mis hombres, muy exigidos en todas partes. A ver si esos condenados ingleses empiezan a subir de una vez...

Qué puedo añadir ya sobre el sistema o el juego? Pues como siempre, que tiene sus defectos y virtudes. En este caso mis pegas vienen sobre todo del "encaje" entre la escala de las unidades y el terreno. Prefiero el enfoque del Fallschirmjaeger, que más o menos comparte la primera pero no la segunda y me parece que "funciona" mejor. Lo cual también evita ciertos efectos extraños como que una simple compañía de morteros pueda desorganizar (e incluso inflingir bajas) a una unidad de tanques...pero bueno, es SCS. Básicamente, se trata de pelearte con el enemigo, no con las reglas y, sobre todo, de divertirse.

Respecto a la estrategia, es pronto para decirlo pero me da que el papel de todos es complicado.
Los alemanes entran con cuentagotas pero frente a mí ya tienen tres buenos apilamientos blindados (espero que nuestra escasa aviación "trate" con ellos) y poco puedo hacer más que aguantar los puentes hasta que llegue la guardia, en su papel de "bombero", carretera arriba antes de que se retire. Sospecho que habrá que "meter" refuerzos a pesar de los puntos de victoria que cuestan (ojalá no lleguen demasiado tarde)...


2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la reseña y de acuerdo con tus comentarios finales. Las reglas de cada juego es lo que les da la vida, y aligerarlos e igualarlos es un error de bulto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Fernando. Claro que sí, el que se trate de un mismo sistema no debe impedir que se distingan con cierto detalle los diversos teatros (y más con la cantidad de años que trata!)

    ResponderEliminar