lunes, 11 de marzo de 2013

Red Star Rising. Crónica de una victoria "anticipada".

Ya hace días que remató la partidiña al Red Star (de hecho, casi estamos acabando la del Virgin Queen, qué vicio!). La verdad que el juego fue un descubrimiento pero, irónicamente, la victoria germana en el verano del 43 hizo que no pudiéramos disfrutarlo del todo. Teníamos prevista una experiencia lúdica más larga ya que, suponíamos, la campaña debería permitir la lucha de "ida y vuelta" pero nos perdimos la segunda parte.
No pasa nada, volveremos a probarlo.


Arriba podeis ver, prácticamente, el máximo avance conseguido por las hordas teutónicas.
A la derecha, Moscú está amenazado. Los soviéticos conseguirían reconducir la situación en el primer año de lucha (empezamos en el 42 pues nos habían comentado que hacerlo con Barbarrosa suponía muchas complicaciones para el ruso) aunque no en la estación siguiente.

En el sur, las vanguardias germanas han llegado hasta el Cáucaso pero (ventajas del conocimiento histórico) una vez destruidas ciertas instalaciones industriales se han retirado. No hay mucho más que ganar ahi y si bastante que perder, debilitando tus líneas al extenderlas tanto. Y nada de obsesionarse con esa ciudad llamada como Stalin que está en el lado equivocado del rio! ;)


Como ya comenté en el hilo anterior, los mecanismos del juego son fáciles de asimilar pero tienen sutilezas que, al menos en principio, pueden no ser evidentes. A los alemanes, por ejemplo, nos costó algunos turnos comprender que podíamos arriesgar nuestras valiosísimas tropas panzer colándose profundamente tras las líneas enemigas pues en el siguiente turno eres tú el que vuelve a mover en primer lugar, con lo que puedes retirar (o apoyar) las más expuestas. También, para ambos bandos, lo importante que resulta mantener un frente lineal, por aquello de evitar faltas de suministro y tiradas de "atrition" (aunque para los "soviets" es menos grave). Y para estos últimos el uso constante de los líderes (sirven sólo en ataque, recordad) que aumentan las bajas pero las suyas "vuelven", mientras las germanas no.


En esta vista general (aproximadamente del turno 27) podeis ver como las tropas rusas empiezan a agolparse en torno a los flancos del sexto ejército. Abundan las unidades con marcadores de categoría B y A (Guardias y ejércitos de tanques, algunos apilados con líderes y HQ).
Obviamente nuestros antagonistas habían planeado un golpe rotundo en ese sector mientras en la zona norte plantearon una estrategia más encaminada al desgaste.

Para contrarrestar precisamente esa táctica (y mantener la iniciativa), en la reunión que tuvimos en la Wolfschanze, el invierno anterior, planteamos una ofensiva constante en la zona de de Voronez (parte inferior de la foto). Allí nos tundimos a base de bien, en un intento de desgastar todo lo posible las reservas enemigas, arriesgándonos a perder valiosos pasos de unidades (pues enfrentarse más tarde al "rodillo proletario" prácticamente intacto es suicida). Escogimos ese lugar, además, por la posibilidad de atraer reservas de ambos sectores. Aunque a corto plazo la operación fue un fracaso, pues fuimos rechazados y no conseguimos el gran cerco que habíamos previsto, estrategicamente (y de forma inesperada) obtuvimos un gran rédito ya que el desplazamiento de las unidades que nos enfrentaron debilitó la guarnición de Moscú.

Esa fue probablemente la primera causa de nuestra victoria (y sin detrimento de que nuestros queridos "adversarios" puedan hacer algún otra consideración a posteriori).

Mientras, en el frente de Leningrado, las cosas iban muuuuucho más lentas. El terreno es complicado y favorece al defensor (fijaos en la ausencia casi total de unidades blindadas, negras). Y es que la presión constante del enemigo era suficiente para obligarnos a ir cediendo terreno poco a poco.


Entonces llegó la siguiente reunión en la Guarida del Lobo.
Allí presentamos nuestro plan para el próximo año... decidimos enfrentar la oleada que se nos iba a venir encima con un repliegue hasta las fronteras de Polonia, pero (tras un duro debate contra la vieja guardia prusiana del alto mando) aplázandolo -para despistar- hasta el último momento (o sea el turno siguiente). Y mientras, una columna blindada hacía un esfuerzo por filtrarse en el hueco que había quedado ante la capital rusa (observando de reojo con inquietud la citada pila de refuerzos que empezaban a agolparse ante nosotros).


Finalmente, tras una serie de ataques relámpago, con el apoyo de la luftwaffe (véase arriba) alcanzamos sus arrabales y posteriormente las inmediaciones de la catedral de San Basilio.
La tirada subsiguiente (modificada favorablemente por otros objetivos conquistados) resultó en la rendición enemiga y en nuestra marcha triunfal por la Plaza Roja! Nunca tantos habían debido tanto a tan poco... dado. ;)

Victoria! Como luego publicó uno de nuestros colegas (cito casi textualmente):

"Tras haber triunfado en la campaña de Rusia, Manstein y Paulus se ponen al frente de la batalla de Normandía. Los estadounidenses son rechazados y piden el armisticio. La guerra termina. Filipinas pasa a ser territorio japonés, lo mismo que Midway y Pearl Harbour. Churchill es juzgado como criminal de guerra en la Haya."


The End.

5 comentarios:

  1. Gran reseña y grandísimo juego. Desde luego uno de los que más he disfrutado los últimos meses.

    Es un juego muy dinámico. El mapa me encanta y las hojas de set up están muy bien pensadas. No te aburres un momento. Un juego moderno, con detalle y entretenido.

    Me ha gustado mucho. Y una segunda partida se antoja muy interesante.

    La historia la escriben los vencedores, está claro. Churchill juzgado por un tribunal Nazi en la haya y los EEUU cargarían con la pesada losa de los campos de concentración para japoneses del Oeste. Jojojo

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Buena e interesante AAR , yo no conocia este wargame, al parecer ya esta descatalogado aunque se puede comprar por ebay en USA, me gustaria saber si tiene las reglas en castellano o si se pueden conseguir.

    Saludos.
    Carlos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Carlos. Gracias por tu comentario. Pues la verdad que yo sólo las tengo en inglés. He visto citar en algún foro que las había en castellano pero no las he visto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No sé como lo habrás hecho pero estamos jugando ahora la campaña y ganar de alemán es poco menos que imposible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Pues ya ves, las dos veces nos ha dado resultados un poco "extraños". Quizá las condiciones de victoria deberían ajustarse un poco?

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar